¿Cómo?

Lo he pensado muchas veces, ¿cómo se es feliz en un mundo donde todo está destinado a morir? ¿O acaso es la muerte lo que nos da la alegría de vivir, esas chispas de vida, ese afán de hacerlo todo? ¿O nos consolamos porque, aunque no seamos de los que experimentan las mayores alegrías, tampoco nos ha tocado formar parte de los que participan del colmo del dolor, y por eso nos regocijamos en nuestra eterna mediocridad? ¿Cuándo pactamos así con la vida?  “Viviré, sí, pero a cambio dame mediocres tristezas y mediocres alegrías” Entonces, habría que conformarse con una vida así, mediocre. Con familia y amores que quieran mediocremente (ni poco, ni mucho), con amigos que mediocremente te acompañen y con trabajos en los que, mediocre, desempeñes. Pero eso tampoco nos satisface. Queremos permanecer en el corazón de alguien, en la vida de alguien, incluso en la historia. ¿Será porque conocemos la muerte?

Anuncios

Acerca de Galleta

Sí, soy una galleta. Una galleta que es una filóloga hispánica reciente y a la que le gusta leer, mirar las estrellas y escribir por encima de cualquier cosa. ¡Ah, y el chocolate!
Esta entrada fue publicada en Cosas que pasan, Cosas que preocupan, Sin categoría, Tonterías que se me ocurren y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s